El objetivo es colaborar con el proyecto “Cuidemos de nuestros mayores” del municipio de Agulo para la contratación de personal para el desarrollo de talleres, así como la adquisición de material, con el fin de poder atender a los usuarios en las mejores condiciones.

img_47467ertFoto (de izda. a dcha.): Ángeles Febles Martín, concejal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Agulo; Rosa María Chinea Segredo, alcaldesa de Agulo; e Irene Henríquez Cruz, directora de la oficina de CaixaBank de Hermigua.

La Obra Social “la Caixa” destina 2.700 euros al proyecto social  “Cuidemos de nuestros mayores” del municipio de Agulo para la contratación de personal para el desarrollo de talleres, así como la adquisición de material, con el fin de poder asistir a los usuarios en las mejores condiciones.   

Con la colaboración de la Obra Social “la Caixa” el presente proyecto tiene por objeto afrontar las carencias de los mayores del municipio de Agulo. Un proyecto que mire todas y cada una de sus necesidades para mantener una óptima calidad de vida. Para ello, se desarrollarán talleres que tendrán como objetivos prioritarios cubrir las necesidades de apoyo de los mayores de carácter rehabilitador, de aquellos en situación de dependencia y/o incapacidad que carezcan de ingresos económicos suficientes, constituyendo un recurso básico en la intervención de los servicios sociales municipales.

 

Para su desarrollo contarán con profesionales del Trabajo Social y la Animación, Ocio y el Tiempo Libre en aras de la atención directa, trabajando en el marco de la vida cotidiana con el sujeto/familia, que por diversas causas, físicas, psíquicas y sociales, se encuentran en situaciones de riesgo y/o vulnerabilidad social.
Los programas sociales de la Obra Social “la Caixa”

 

La Obra Social “la Caixa” mantiene el foco en los programas sociales con vocación transformadora, priorizando líneas de actuación que cubran las necesidades básicas de los colectivos más vulnerables y promuevan la igualdad de oportunidades. Estos proyectos concentran el 60 % del presupuesto.

 

Dicho planteamiento permite afianzar y dar continuidad al compromiso social de la entidad, inherente a ”la Caixa” desde su creación, en 1904.

 

La lucha contra la pobreza infantil y el fomento del empleo son las dos líneas de actuación prioritarias a nivel social. Estas se concretan en el desarrollo de dos programas plenamente consolidados y con un impacto transformador contrastado: CaixaProinfancia, dirigido a la atención a familias con niños en riesgo o situación de exclusión, e Incorpora, centrado en promover la contratación de colectivos vulnerables. Ambos proyectos se reforzarán en los próximos años.

 

La acción social de la entidad también se focalizará en facilitar el acceso a la vivienda, fomentar el envejecimiento activo y saludable y la atención a personas con enfermedades avanzadas, e impulsar la interculturalidad y la convivencia ciudadana.  

img_47385789El Ayuntamiento de Agulo ha abierto el plazo de inscripción para las actividades de verano en el municipio, que será desde hoy día 6 y hasta el próximo 27 de junio, ambos incluidos.

Este año ofrecen una amplia variedad de actividades organizadas en colaboración con la Asociación de Padres y madres del Colegio Áurea Miranda González,dirigidas a menores entre 3 y 12 años escolarizados en Infantil y Primaria.

Las inscripciones debidamente cumplimentadas se entregarán en el Registro del Ayuntamiento de Agulo con la documentación que se solicita, y cualquier duda relacionada con el trámite se resolverá en el teléfono 626691798, o preguntando en las oficinas del Ayuntamiento.
Las actividades estarán organizadas por grupos de edad  y contarán con el Servicio de Día Agulo, donde los niños podrán desarrollar tareas de aprendizaje y refuerzo escolar.
Así mismo, en las instalaciones deportivas, se realizarán actividades que incluyen manualidades, gincama y deportes en varias modalidades, así como todas aquellas tareas que les fomente la cohesión grupal y el compañerismo durante la época estival.
La concejal de Servicios Sociales, Ángeles Febles, ha querido mostrar su satisfacción “por la apuesta, un año más, por desarrollar un programa que vaya dirigido a los menores del municipio en la época estival, donde los padres y madres que trabajan, entre otros, puedan dejar a sus hijos para poder trabajar y a la vez estos puedan desarrollar sus capacidades jugando”.
Por último quiere señalar que “el diseño de este programa responde a la apuesta que hace este equipo de gobierno por nuestros menores y por las políticas sociales, porque a la vez que juegan y aprenden, conseguimos conciliar la vida laboral y familiar”. 

Las conferencias tendrán lugar los días 7, 8 y 14 y 15 de junio en el Auditorio municipal y se realizarán en colaboración con la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFATE) y La Caixa

1

El Ayuntamiento de Agulo,en colaboración con la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFATE) y La Caixa, impartirá cuatro charlas sobre la prevención de la enfermedad.  Las fechas serán los días 7 y 8 de junio y en una segunda fase los días 14 y 15 de junio, cada una con diferentes contenidos.

El 7 de junio se hablará de la atención integral a las personas con Alzheimer, donde se darán pautas para conocer la enfermedad, la prevención del deterioro cognitivo y cómo actuar ante el Alzheimer.
El 8 de junio se hablará sobre la prevención de las alteraciones en la movilidad de las personas con esta enfermedad u otras demencias, y se aprenderá a fomentar la movilidad para evitar el deterioro físico.
El 14 de junio está previsto que la charla verse sobre el lenguaje y cómo se ve afectado en los enfermos de Alzheimer y a la vez, se hablará sobre cómo fomentar la comunicación y prevenir las alteraciones de deglución.
Por último, el 15 de junio se tratará sobre el mantenimiento de la autonomía en las actividades básicas de la vida diaria.

 

Todas las charlas tendrán lugar en el Auditorio a partir de las 17.30 horas y la entrada es libre, y serán impartidas por especialistas con años de experiencia en este ámbito.

 

Desde el Ayuntamiento animan a todos los familiares de las personas que sufren este tipo de enfermedades a que acudan a las charlas porque serán de mucha ayuda.

img_47187343

Este pasado sábado los vecinos de Agulo celebraron el día de Corpus Christi, y como es habitual las calles por donde transcurre la Procesión se engalanaron para esta ocasión con motivos propios de esa festividad.

Si bien la cantidad de tapices y descansos fue inferior a años anteriores, todas las calles por donde transcurrió la Procesión se adornaron. La Misa se celebro a las 19:00 horas y posteriormente la Procesión.

Más fotos

Hay artistas a quienes el tiempo se les queda corto. Otros, a quienes una muerte prematura los convierte en seres idolatrados. Hay otros, sin embargo, a quienes el silencio los termina cubriendo de olvido. Exagerando, quizá, el caso del gomero José Aguiar García [Vueltas de Santa Clara,Cuba, 1895 – Madrid, 1976] podría ser una mezcla de ambos. Fue querido, olvidado y repudiado. Fue amado, censurado y represaliado. Pero fue, ante todo, el gran muralista español del siglo XX. Fue, qué duda cabe, la quintaesencia de eso que los poetas llaman duende.

img_47205ert

A Aguiar le tuvo que nacer el ansia de pintar por los riscos de Abrante. Allí en Agulo, su Agulo de la infancia, buscó con ahínco la paleta de colores que, desde niño, comenzaba a fraguarse en aquel joven de aspecto bonachón. En aquella escuela, rudimentaria, comenzaría a modelar con barro –y acaso yeso- lo que sería un personalísimo mundo interior. Conservada su casa natal –hoy centro expositivo-, queda como recuerdo un pequeño fresco junto a un estanque. Un rostro que asemeja a Medusa. Tantas cabezas tiene como jirones de resabios populares sus primeras obras.

 

Siendo aún muy joven marchó a Tenerife al Instituto Canarias a estudiar bachillerato, como tantos otros distinguidos paisanos suyos: Pedro García Cabrera o los hermanos José y Pedro Bethencourt Padilla. Fue precisamente en estas idas y venidas a La Gomera en tiempo de estío cuando, de manera improvisada, dibujaba y pintaba sin parar, llegando a utilizar como estudios un empaquetado de plátano hasta, incluso, años más tarde utilizar una capilla de la iglesia de San Marcos, espacio del que sería expulsado por el párroco tras –a su entender- pintar algo tan indecoroso como un desnudo. Como si en cuerpo humano no residiera la auténtica belleza del arte. Como si en los cuerpos modelados por este pintor no se escondiera lo más puro y refinado de los cánones estéticos heredados del mundo clásico.

 

Pero más allá de esos cuerpos desnudos, Aguiar fijó sus ojos en otros cuerpos, los de los campesinos gomeros. Los que trabajaban la dura tierra gomera. Aquellos que en sus manos resumían todos los surcos de los campos de labranza. Allí encontró miradas, gestos, expresiones de tristeza, de trabajo forzado, de extraña fuerza motriz. Aquellos que la crítica denomina como pintura racial. Aguiar se alejó del tipismo (término acaso sustancial a ese otro gran maestro de la pintura canaria, Néstor) para caer en el reflejo de los tipos. Aquellos, sus vecinos, portadores de la esencia de La Gomera. La isla de los barrancos. La isla que labró su futuro a base de escaleras de piedra sobre sus laderas.

 

Y aquí, quizá, se hizo pintor. Y eso que su intención –acaso por presión familiar- era estudiar derecho en Madrid, donde se matricularía para, posteriormente, asistir con regularidad a la Academia de San Fernando, su verdadera escuela, donde tuvo como maestro a Ignacio Pinazo, maestro de maestros. Y de nuevo Agulo. Cuna e infancia. Regreso y primeras obras. Primeros éxitos. Comadres en Gomera y una suerte de xilografías modernistas para acompañar el poemario Salterio de su compadre agulense Pedro Bethencourt.
Aguiar no cejó en su empeño de labrarse un nombre. Había sido excluido de la Exposición Nacional de Pintura de 1920. Quería resarcirse. Quería demostrar que él era artista. Y que merecía un lugar. Merecía su lugar. Y llegó La romería de San Juan. Un hábil retrato de sus vecinos, tambores en mano, en el interior de la iglesia de San Marcos. Cuánta admiración desprenden sus pinceladas. Cuánta patria recorren sus personajes. Cuánto de gomero hay en el lienzo. Una obra de tamaño descomunal que cuelga de las paredes del Salón de Plenos del Cabildo de La Gomera.  En 1924 presenta esta pintura a la Exposición Nacional que, aunque no fue premiada, le dio la oportunidad de ser alguien, de labrarse un nombre, de distinguirse, de demostrar su capacidad plástica. Aguiar comenzó a ser Aguiar. Y su tierra, acaso en aquellas fechas aún no situada en un mapa, comenzó a sonar como las chácaras y tambores que salían en su más famoso lienzo.

 

Por aquellas fechas continuó presentándose a certámenes, obteniendo un tercer premio en 1926. Por entonces ya había conocido a Encarnación, una madrileña que se convirtió en su esposa y que le dio a sus dos hijos: Concepción y Waldo. Su consagración llegaría en 1929, cuando obtuvo la Medalla de Oro por La tierra y los frutos. A partir de aquí, su figura crece. Y comienza una etapa trascendental en su vida. Un año más tarde es pensionado por el Cabildo Insular de La Gomera para estudiar en Italia durante dos años. Allí conocería el arte del Renacimiento. A Masaccio, a Miguel Ángel, a Rafael, a Ucello, a Fra Angelico. Línea, composición, color, perspectiva, fuerza, valentía. Características que nuestro pintor aprehendía con paciencia mientras pintaba. No dejaba de pintar. Era la mejor escuela, la del natural.

 

Y vuelta a Madrid. Y con una lección aprendida: la técnica de la encáustica. En 1934 tuvo la primera ocasión de demostrar su fortaleza como muralista con el encargo del Friso Isleño del Casino de Tenerife, acaso uno de los más bellos realizados por el pintor agulense. Doce metros de pura fuerza racial. Agricultura y mar. Acaso símbolos del coraje canario.

 

La infame Guerra Civil le coge en Madrid, donde había montado su estudio. Siguió pintando varias obras que serían mostradas en Exposiciones Nacionales. Y le llegaron varios encargos murales. Y también uno más particular. Esta vez de Franco. La megalomanía del caudillo necesitaba de un retrato hagiográfico. Como Napoleón. Un retrato que llamamos de aparato. España, sumida en las Varguardias, no procuraba de artistas figurativos que hicieran las delicias de su ‘Excelencia’. Excepto Aguiar. Él era uno de los mejores talentos jóvenes. Y un dibujante superdotado. Imagino que en los años 30 de algo tendría que vivir. Era un encargo. Ahí se labró la leyenda negra que le acompañará durante décadas. Tildado de franquista, colaboracionista y demás, su figura se ennegreció como agitada fue su paleta, ahora concebida para ser un muralista de excepción.

 

Lo que se olvida, a veces, es que Aguiar fue masón y fue represaliado por el infame Tribunal contra la Masonería y el Comunismo. No era falangista, al menos en la práctica. Él era artista. Era un muralista. Era un talento puramente expresionista. Y a su regreso a Canarias, retrató a otro masón como Marrero Regalado con un compás, uno de los símbolos de la Orden del Gran Arquitecto. ¿Casualidad? No. Semiótica. Fuerza narrativa. Rebeldía.
Tras esta etapa llegarían los grandes encargos para el Cabildo de Tenerife o la Basílica de Candelaria. Monumentos a la pintura mural. Expresionismo en estado puro. Fuerza, rabia y color. Y una sugerente iconografía que a día de hoy sigue sorprendiendo por su valentía. Ese era José Aguiar. Ese era el artista.

 

En 1961 accedió como miembro de la Real Academia de San Fernando con un discurso titulado Breve análisis de la angustia en el arte contemporáneo. Acaso su epitafio estético. Una angustia vital que sobrellevaba con los pinceles y las ceras. Una angustia que terminó en Madrid en 1976.

 

Cuarenta años después Canarias ha sido generosa con el artista, sobre todo en los últimos años. Rehabilitada su casa natal, varias exposiciones antológicas han recorrido su arte. Aguiar suena en las Islas. Se labró su nombre y llegó a ser, por qué no decirlo, profeta en su tierra. Pero su estigma continua. El sambenito franquista le persigue. Prendamos la luz y desenredemos la madeja. Veamos al artista. Revisitemos a José Aguiar cuarenta años después. Se lo debemos.

 

Pablo Jerez Sabater
Profesor de Historia del Arte
Escuela de Arte Pancho Lasso

 

Este pasado fin de semana la localidad de La Palmita en Agulo (La Gomera), celebró su festividad en honor a San Isidro Labrador del año 2016. Los actos fueron organizados por “Amigos por San Isidro” y contó con la colaboración del Ayuntamiento de Agulo.

img_46938654La afluencia de público fue importante,  si bien el tiempo estuvo un poco frio no dificultó que las fiestas se desarrollaran de forma brillante. La participación ciudadana fue abundante y la organización bastante buena.

En esta ocasión la comisión de fiestas introdujo en el programa dos cambios importantes en relación con años anteriores,  que logró una mayor participación de los vecinos.

Por un lado se celebró el 1º Paseo Romero que sorprendió por la masiva participación de ciudadanos rompiendo al alza las previsiones iniciales de la organización.  Por otro lado el Festival Folklórico de años anteriores dio paso en esta ocasión a un “Baile de Magos” que se disfrutó en horas de la tarde, amenizado por diferentes grupos folklóricos y parrandas tanto de La Gomera como de otras Islas.

Horació Rodríguez, de “Amigos por San Isidro” se mostró satisfecho con el transcurrir de las fiestas, manifestando su grata sorpresa por la gran acogida con que contó el Paseo Romero.

Los bailes transcurrieron con normalidad sin incidentes.

 

 

Organizado por el Cabildo de La Gomera, con la colaboración de Radio Ecca y el Ayuntamiento de Agulo, se ha hablado de la necesidad de que los habitantes se impliquen en la conservación del patrimonio natural

img_46935898

Un total de 27 vecinos de Agulo han participado en el curso “La Gomera, Reserva de la Biosfera”, impartido la semana pasada en la Casa del Pintor Aguiar.

Organizado por el Cabildo de La Gomera y con la colaboración de Radio ECCA y el Ayuntamiento de Agulo, el objetivo del curso, que ha sido todo un éxito, es tener presente el reconocimiento del distintivo de Reserva de la Biosfera para la isla de La Gomera con la finalidad de que sus habitantes participen y se impliquen en la conservación del patrimonio natural y cultural de la Isla, lo cual conllevará una mejora general de la calidad de vida.

El curso ha consistido en la impartición de unas charlas y de una salida de campo el último día a El Cepo y La Casa de la Miel de Abeja.

bioesfera2El distintivo de La Gomera como Reserva de la Biosfera es un reconocimiento que debe ser mantenido entre la población; se debe tener en cuenta que en este caso las personas conviven en zonas de la Reserva y próximas a espacios protegidos, de interés científico. Este equilibrio, su belleza y la peculiaridad del entorno es lo que atrae al turismo, el motor de la economía gomera. Formar y concienciar a la población gomera son los fundamentos clave de esta acción formativa.

Esta acción formativa ha contado con el asesoramiento de personal especializado en esta temática y ha estado supervisado por Juan Ramón Herrera Castro, Técnico de Política Territorial del Cabildo de La Gomera.

En cuanto a los contenidos teóricos desarrollados, se encuentra “La culminación de un proyecto”, “La zonificación de la Reserva”, “El patrimonio natural”, “El patrimonio cultural” y “La reserva es nuestra responsabilidad”.

 

Los bailes, I Paseo Romero y el folclore serán los protagonistas de esta celebración durante este fin de semana.

img_46793qweEl barrio de La Palmita (Agulo) acogerá este próximo fin de semana los actos organizados con motivo de la celebración de las Fiestas de San Isidro. Será el jueves día 12 de mayo cuando arranquen las fiestas con el engalanado de la plaza del escenario y zonas de costumbre.

El viernes día 13 continuaran con el engalanado del entorno en horas de la mañana para por la tarde dar inicio al Rezo del Santo Rosario en honor a la Virgen de Fátima. Posteriormente sobre las 21:00 horas se ofrecerá la cena de hermandad «Amigos por San Isidro. Seguidamente se dará paso a un baile amenizado por el Grupo Sabor y el Solista Fernando Martín, con lo que se darán por finalizados los actos organizados para  a ese día.

El sábado será una jornada de mucha actividad que se iniciará a las 10:00 horas con un Mercadillo en la Plaza de San Isidro. En esta edición la organización presenta como novedad el I Paseo de Romero, que comenzará en Juego de Bolas a las 13:00 horas y finalizará en la plaza del barrio.

Los niños tendrán su momento especial a partir de las 15:30 horas, con un Festival infantil, Castillos Hinchables y merienda. Posteriormente se podrá disfrutar del Baile de Magos que estará amenizado por diferentes grupos folklóricos y parrandas, dando paso a su finalización a un baile de tarde que será amenizado por el solista «Fernando Martín». Para finalizar la jornada se podrá disfrutar de un baile de noche amenizado por Ritmo Gomero y Atlantic.

El domingo a las 12:000 horas tendrá lugar la solemne Misa en honor a San Isidro Labrador, a  continuación la procesión por los lugares de costumbre acompañado de chácaras y tambores. Como fin de fiesta se celebrará un baile que arrancará a las 15:00 horas y correrá a cargo del Grupo Acorde y Ritmo Gomero.

La organización corresponde a Amigos por San Isidro y colabora el Ayuntamiento de Agulo.

 

Descargar el programa

 

12547845wwrLos vecinos de Cruz de Tierno, localidad perteneciente al Municipio de Agulo, celebraron el pasado domingo la festividad del Día de La Cruz. Se trata de una pequeña fiesta vecinal que en este año ha cumplido su quinta edición.

Los actos comenzaron el sábado  con el engalanamiento de la Plaza del barrio para continuar el domingo  donde fueron los propios vecinos quienes hicieron una comida de confraternidad en una jornada que duró todo el día con música en vivo.

Esta celebración tiene sus orígenes en el año 2011,  en la inquietud  de dos vecinas que se preguntaron por la causa que originó que el lugar se llamara Cruz de Tierno. Afirma Honoria González que averiguaron que el nombre  proviene de una victoria en la guerra, siendo el nombre original «Cruz Eterno», pero con el tiempo se transformó en «Cruz de Tierno».

En un principio dos personas tomaron la iniciativa de comprar una Cruz para ponerla en ese lugar y posteriormente se fueron sumando el resto de lugareños.  A lo largo de estos cinco años la fiesta ha ido a más y se ha convertido en una auténtica jornada de convivencia vecinal.

Para llevar a cabo esta celebración contaron con la colaboración del Ayuntamiento de Agulo, quienes les cedió las carpas, sillas y mesas, así como un sanitario portátil.

 

img_4667156Los vecinos y visitantes de Agulo disfrutaron este pasado fin de semana de los últimos actos con motivo de las fiestas de su Patrón San Marcos con la celebración de la Octava. Como marca la tradición la semana siguiente a la celebración de la festividad del Santo,

La bajada del Santo arrancó en la tarde del sábado tras la celebración de la Eucaristía en  el templo y fue llevado a hombros hasta la Playa. La bajada se llevó a cabo por el Camino Viejo, mientras que la subida del domingo, por primera vez en la historia se hizo por la carretera.
La afluencia de público fue importante en lo concerniente al sábado, mientras que el domingo fue menor.  Las hogueras se saltaron en La Playa en la tarde del sábado y se pudo disfrutar también de la actuación de la Parranda Chigadá y posteriormente de un baile que duró hasta la madrugada.
El regreso del Santo se efectuó sobre las 5:40 horas y tras tirar las flores al mar los vecinos y visitante emprendieron la marcha hacia el pueblo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies